DOLORES IBÁRRURI (LA PASIONARIA): “¡Muera España; viva Rusia!

DOLORES IBARRURI (LA PASIONARIA) fue uno de los personajes más relevantes de la República, el Frente Popular, y la Guerra Civil, cuya actividad política está relacionada con el Terror Rojo, debido a su protagonismo en el PCE, y a sus continuos llamamientos a las purgas y a las persecuciones contra los enemigos de la subversión marxista, por lo cual se la puede adjudicar una cuota de responsabilidad en el desencadenamiento de las torturas y asesinatos que sufrieron muchos españoles por parte del Frente Popular.

Participó activamente en la Huelga General revolucionaria de 1917. Impresionada por el triunfo de la revolución bolchevique en Rusia, ella y su marido rompieron el PSOE para crear el PCE, que seguía la línea del más puro y duro estalinismo. Su fascinación por el dictador ruso le llevaba a exclamar como consigna subversiva el grito de  «¡Muera España y viva Rusia!», que pasó a ser una proclama de guerra para los milicianos.

Fue miembro del Partido Comunista desde su fundación, ostentando su Secretaría General durante la época más turbulenta del Terror Rojo, desde la cual luchó para instaurar la dictadura del proletariado en España bajo el auspicio directo de Stalin.

Su carrera fue fulgurante dentro del por aquel entonces minúsculo y sectario Partido Comunista Español. Su padrino político fue José Bullejos, de cuya mano entró en el Comité Central en 1929.

Residente en Madrid, Pasionaria viaja a la Unión Soviética por primera vez como delegada al XIII pleno de la Komintern. Fue su presentación en la sociedad comunista internacional. Allí conoció a Stalin, al que dejó impresionado con su verborrea marxista. Durante este viaje descubrió Moscú, según ella “la ciudad más maravillosa de la tierra”.     Ya de vuelta en casa, mediante la Unión de Mujeres Antifascistas, la Pasionaria se involucra directamente en las luchas obreras, como la revuelta de los mineros de Asturias de 1934.

Es ya un hecho comprobado históricamente la certeza de aquel incidente que protagonizó en las Cortes el día 11 de julio de 1936, pocas horas antes del asesinato de José Calvo Sotelo, líder del partido monárquico Renovación Española, asesinado en la madrugada del día 13 por los pistoleros de Indalecio Prieto, magnicidio que había vaticinado La Pasionaria en el Congreso, en el transcurso de un altercado que tuvo con el político conservador.

Cuando Calvo Sotelo denunció el estado de desorden y anarquía que padecía España bajo el gobierno frentepopulista, varios diputados de la derecha aseguraron que “La Pasionaria” comentó desde su escaño «este hombre ha pronunciado su último discurso». 

Aunque se ha intentado desmentir la veracidad de este episodio, esas palabras fueron corroboradas por dos testigos de excepción, a los que no se puede acusar de partidismo en favor de la derecha:

«Me acuerdo del día que Dolores Ibárruri le dijo a Calvo Sotelo aquello de “has hablado por última vez”, porque yo me sentaba en un escaño muy cercano al de Calvo Sotelo» (Josep Tarradellas, en una entrevista por Pilar Urbano,  Revista “Época“, nº 33; 1985; p. 26.)

«Dolores Ibárruri, la Pasionaria, del partido comunista de las Cortes, le gritó: “Éste es tu último discurso: yasí fue”(Salvador de Madariaga, diputado republicano en cortes; España: ensayo de historia contemporánea; 1979, pg. 384)

¿Cómo entender estas palabras premonitorias de la diputada comunista? ¿Fue un vaticinio exitoso? Lo cierto es que no se pueden considerar como causa directa de la muerte de Calvo Sotelo, ya que esa estaba planificada desde la llegada al poder del Frente Popular, pero lo que sí cabe colegir de ellas es que muy posiblemente La Pasionaria estaba al tanto del inminente magnicidio.

Lo más llamativo de ese incidente es que Dolores Ibárruri pronunció estas palabras mientras apoyaba la mano izquierda en su escaño, y con el dedo índice apuntaba al diputado conservador. Sobre esta escena había un vídeo en YouTube que, por supuesto, ha desaparecido.

Por supuesto también, esta amenaza no se hizo constar en el diario de sesiones.

Parece ser que la razón de esa amenaza de encuentra en un diálogo gramatical entre los dos protagonistas: la Ibárruri había dicho que habría que suprimir la letra “ceda”―en aquellos tiempos se llamaba así a la “zeta” del abecedario, aludiendo así al partido de la oposición CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas), que apoyaba a Calvo Sotelo―. La respuesta de éste no se hizo esperar: «No es posible hacerlo, porque entonces no tendríamos una letra para llamar a las zorras». Estas palabrasdesencadenaron la furia en La Pasionaria,que había lanzado aquella consigna misándrica de «¡Hijos sí; maridos, no!».

En sus continuas amenazas a las bancadas de la derecha, llegó a decir en una sesión parlamentaria que «nosotros no debiéramos tolerar que se sentasen ahí».

También justificó la violencia contra la Iglesia, teniendo el descaro de acusar en el Parlamento a los propios sacerdotes de ser los responsables de la quema de Iglesias, porque en algunos registros habían encontrado objetos de culto en las casas de algunos de ellos, todo eso mientras legitimaba el estallido de octubre de 1934, auténtico inicio de la guerra civil, contra el poder constituido, criticando la represión de los guardias de asalto.

Definió el golpe de estado de octubre 1934 como una  revolución «romántica», como «octubre glorioso», a pesar de los más de 1.500 muertos que provocó.

Su querencia estaliniana le llevó a imitarle en sus procedimientos, haciendo llamamientos para ejecutar las purgas de los disidentes en el seno del PC: «Es necesario extirpar, como se extirpan del campo las plantas dañosas, al troskismo de las filas proletarias de nuestro país. Es necesario extirparlo y aplastarlo como a fieras rabiosas, porque si no, nos encontraremos en cada momento decisivo con que no se puede comenzar la ofensiva, porque hay que atender los disturbios que ellos promueven en la retaguardia»  (Mundo Obrero, 12 de Agosto de 1937).

Como resultado de esta sentencia, la mayoría de los troskistas ―miembros del POUM―, fueron exterminados, incluido el propio Nin y toda su junta directiva, sin ahorrarles torturas, con la participación de agentes soviéticos.  Hay que tener en cuenta que siendo como era Dolores, defensora incondicional del dictador Stalin, apoyó su alianza con Hitler y su invasión de Polonia, donde empezó la  2ªGuerra Mundial.

Otro llamamiento a las persecuciones y la violencia lo hizo en un mítin celebrado en Valencia, donde dijo estas tremendas palabras, ante miles de enfervorizados prosélitos, palabras que prendieron la mecha de la represión en la que ya en ese instante era capital provisional de la zona frentepopulista durante la guerra: «Más vale condenar a cien inocentes a que se absuelva a un solo culpable».

Durante la Guerra Civil frecuentaba la llamada «Fundación Pasionaria», sita en la Ronda de Atocha, sucursal de la Checa de San Bernardo, que llevaba allí los bienes requisados a los detenidos. Esta Checa estaba ubicada en el convento de las Salesas sito en el número 72 de la calle de San Bernardo, y estaba regentada por el PCE que dirigía La Pasionaria.

Su continuo llamamiento a las depuraciones y las purgas, a la violencia revolucionaria, se observa con claridad en el testimonio del diplomático escandinavo Félix Schlayer, quien realizó cientos de tareas humanitarias, y que intentó mediar por su abogado, Sr. Ricardo De la Cierva ―posteriormente asesinado en Paracuellos―, para lo cual se reunió con Dolores Ibárruri, con quien mantuvo una entrevista de hora y media.  Al terminar la reunión, Schlayer contó lo siguiente: «Hacia el final de la conversación , le pregunté cómo se imaginaba ella que las dos mitades de España, separadas la una de la otra por un odio tan abismal, pudieran vivir otra vez como un solo pueblo y soportarse mutuamente, a lo que contestó la Pasionaria: “¡Eso es simplemente imposible! ¡No cabe más solución que la de que una mitad de España extermine a la otra”».

Durante su largo exilio en Moscú, dirigió el PCE hasta que se hizo cargo Santiago Carrillo de su Secretaría General. Mantuvo una estrecha relación con los principales dirigentes comunistas de la época estaliniana, incluido el mismo Stalin, utilizando los muy democráticos medios de la Unión Soviética para combatir la disidencia ―cárceles y campos de concentración para los que no eran de su cuerda―, contando con la ayuda de la NKVD Soviética. Sus servicios al terror estalinista le valieron varias distinciones prestigiosas: la orden de Lenin, Orden de la Revolución de Octubre, Orden de la Victoria del Socialismo, Premio Lenin de la Paz.

A pesar de este historial, Dolores Ibárruri cuenta hoy con homenajes en algunos municipios españoles, en forma de nombre de calles, e incluso monumentos con estatuas, los cuales deben ser retirados porque estos reconocimientos incumplen tanto la resolución europea citada, como los artículos citados anteriormente de la Ley de Memoria Histórica, pues la pervivencia de estos homenajes no respeta la dignidad de los descendientes de las víctimas que sufrieron persecución, torturas y asesinatos motivados por la actividad política de Dolores Ibárruri, la cual, como hemos demostrado, incitaba al odio y la violencia contra los adversarios.

Publicado por Plataforma Contra la Apología del Marxismo

La PLATAFORMA CONTRA LA APOLOGÍA DEL MARXISMO tiene como objetivo primordial exigir la retirada de los espacios públicos de toda España los vestigios del comunismo, que en forma de nombres de calles, placas, monumentos, fundaciones, centros de enseñanza, etc. ensalcen la figura de personajes vinculado al marxismo internacional y especialmente de quienes cometieron fechorías y crímenes durante la II República y la Guerra Civil durante el llamando Terror Rojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: