MANIFIESTO DIRIGIDO AL GOBIERNO SOBRE LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA

  1. Denunciamos enérgicamente la descarada y alevosa manipulación y falsificación de nuestra historia reciente a través de un pensamiento único y totalitario omnipresente en los centros de enseñanza, los medios de comunicación, los libros y las industrias del entretenimiento —en especial en series de televisión―, cuyo conjunto ha creado un monstruoso Himalaya de mentiras financiado con dinero público.
  • Exigimos la no promulgación de la inicua Ley de Memoria Democrática, ya que atenta gravísimamente contra los derechos reconocidos en nuestra Constitución: libertad de pensamiento, expresión, reunión, investigación y cátedra.
  • Si la excusa para la promulgación de dicha Ley es que se quiere impedir la apología de una dictadura, deberían prohibirse también todas las fundaciones que exalten el comunismo —la peor de las dictaduras— y las que hagan apología del separatismo y el racismo, que además reciben dinero público para sus actividades; asimismo, exigimos la prohibición en nuestros espacios públicos de cualquier vestigio a través de los cuales se rinda homenaje a personajes marxistas, estuvieran o no involucrados en crímenes, ya que la ideología marxista es profundamente antidemocrática, y por ese motivo debe ser denunciada por una Ley de Memoria Democrática: nombres de calles, placas, monumentos conmemorativos, fundaciones, bibliotecas, centros culturales.
  • Exigimos igualmente al PSOE y a los partidos separatistas que colaboraron con los socialistas, que pidan perdón por los numerosos golpes de Estado que han perpetrado contra nuestro país, con la intención de implantar en España una dictadura comunista, el último de los cuales —en las fraudulentas elecciones de 1936— provocó nuestra Guerra Civil, contienda que buscaban los socialistas sin ningún reparo.
  • Igualmente, los socialistas, los comunistas, los separatistas y los sindicatos actuales que tuvieron representación en la República deben pedir perdón por el holocausto católico que perpetraron durante la República contra religiosos y civiles inocentes, en lo que es uno de los genocidios contra católicos más terribles de la historia, que sembró España de mártires.
  • La verdadera memoria histórica nos hace exigir también que el PSOE devuelva todo el enorme botín que robaron al pueblo español durante la Guerra Civil, apropiándose del oro del Banco de España, de ingente patrimonio artístico, de joyas, de las cajas de seguridad de los bancos, y hasta de los ahorros de los españoles en las Cajas de Ahorro y Monte de Piedad. El montante total de este latrocinio se ha cifrado en unos 19.000 millones de euros.
  • Las izquierdas y los separatistas actuales también deben pedir perdón por el cuantioso patrimonio religioso que destruyeron y saquearon, destruyendo edificios, obras de arte e incluso bibliotecas. Ya es hora de que reconozcan sus monstruosos crímenes ante la Iglesia, víctima principal de sus desmanes.
  • Exigimos que, si se va a crear un banco nacional de ADN para identificar a las víctimas republicanas de la Guerra Civil, y a los juzgados por los tribunales de la España de Franco, también se cree un banco nacional de ADN de las víctimas del Terror Rojo, que tienen el mismo derecho a ser identificadas y a recibir una digna sepultura. Así como se están creando registros de víctimas del franquismo, exigimos el apoyo de los poderes públicos para la creación de un Registro nacional de las Víctimas del Terror Rojo, así como sus descendientes tendrán derecho a percibir los mismos privilegios y los mismos reconocimientos que las víctimas del franquismo.
  • Denunciamos la parcialidad manifiesta de las Comisiones de Memoria Histórica, formada por «expertos» solamente del bando rojo, que reciben cuantiosas subvenciones, que en la mayoría de los casos se destinan a financiar fundaciones, corporaciones y asociaciones que poco o nada tienen que ver con la exhumación de las fosas comunes y las cunetas, y que se constituyen exprofeso para vivir del erario público.
  1. También es de justicia la reintegración en los espacios públicos de la memoria de los héroes y patriotas que engrandecieron a España —nombres de calles, monumentos, placas conmemorativas, etc.—, y retirada inmediata de la memoria de aquellos personajes que ejecutaron acciones golpistas, criminales, y de latrocinio contra nuestra Patria, los cuales, además de que no han sido condenados, gozan de reconocimiento en forma de calles, placas, monumentos y estatuas: Indalecio Prieto, Largo Caballero, la Pasionaria, Santiago Carrillo, Juan Negrín, etc.

Madrid, a 28 de febrero de 2020

Publicado por Plataforma Contra la Apología del Marxismo

La PLATAFORMA CONTRA LA APOLOGÍA DEL MARXISMO tiene como objetivo primordial exigir la retirada de los espacios públicos de toda España los vestigios del comunismo, que en forma de nombres de calles, placas, monumentos, fundaciones, centros de enseñanza, etc. ensalcen la figura de personajes vinculado al marxismo internacional y especialmente de quienes cometieron fechorías y crímenes durante la II República y la Guerra Civil durante el llamando Terror Rojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: