LIBRO: “Checas de Madrid”

CHECAS DE MADRID, César Vidal.

La represión llevada a cabo por los vencedores de la guerra civil española ha sido descrita, con mayor o menor exactitud, en distintas obras desde hace más de tres cuartos de siglo. No ha sucedido lo mismo con la represión llevada a cabo por las fuerzas del Frente popular entre las que se encontraban comunistas, socialistas, anarquistas y nacionalistas vascos y catalanes.


Checas de Madrid fue una obra pionera al señalar todos los lugares donde se ejerció la represión frente-populista y al dar los nombres de todas las víctimas ejecutadas en la provincia de Madrid La obra además mostraba la implicación de Stalin y sus agentes en la zona del Frente popular, en su política y en sus formas de persecución y exterminio políticos.


De manera fácil de entender, Checas de Madrid se convirtió en un best-seller por su incomparable calidad historiográfica, pero también fue objeto de feroces ataques por parte de las izquierdas y de los nacionalistas. De hecho, la persecución de la obra fue tan encarnizada que no se detuvo hasta que la editorial dejó de publicar el libro.


Descatalogado durante años, Checas de Madrid vuelve ahora a estar a disposición de los lectores hispano-parlantes en formato electrónico en Amazon.

MOCIÓN A PRESENTAR EN MADRID CONTRA LA APOLOGÍA DEL MARXISMO

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL ______EN EL AYUNTAMIENTO DE____________PARA SOEMETER A LA CONSIDERACIÓN DEL PLENO DE DICHO AYUNTAMIENTO LA RETIRADA DE SÍMBOLOS Y HONORES A LOS RESPONSABLES DE LOS CRÍMENES DEL COMUNISMO Y A LOS REPRESENTANTES GUBERNATIVOS DE LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA, EN PRO DE LA CONCORDIA ENTRE ESPAÑOLES.

El Grupo Municipal________ en el Ayuntamiento de _________, conforme a lo previsto en el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, desea elevar al Pleno Municipal la siguiente Moción con el ánimo de que sea debatida y votada en la sesión del próximo día_____________

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019, sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa (2019/2819(RSP), en referencia a:

  • la Resolución 1481 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 26 de enero de 2006, sobre la necesidad de una condena internacional  de los crímenes de los regímenes comunistas ; 
  • la Declaración de Praga sobre la Conciencia Europea y el comunismo adoptada el 3 de junio de 2008;
  • la Declaración conjunta realizada el 23 de agosto de 2018 por representantes del Gobierno de los Estados miembros en Conmemoración de las Víctimas del comunismo.

Recuerda que en el régimen comunista también se cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones que fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad.

Por lo cual se pide a todos los Estados miembros de la Unión que hagan una evaluación clara, y basada en principios, de los crímenes y de los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas, condenando toda manifestación y propagación de ideologías totalitarias, como el nazismo y el estalinismo, en la Unión.

Durante la II República en España, comunistas adscritos al estalinismo condenado por la UE y responsables gubernativos ordenaron y/o cometieron asesinatos en masa, y de manera sistemática fueron asesinados por motivos religiosos:

– 13 obispos (Nieto, de Siguenza; Huix, de Lérida; Laplana, de Cuenca; Asensio, de Barbastro; Serra, de Segorbe; Basulto, de Jaén; Borras, de Tarragona; Estanaga, de Ciudad Real; Ventaja, de Almería; Medina, de Guadix; Irurita, de Barcelona; Ponce, de Orihuela; y Polanco, de Teruel).

– 4.184 miembros del clero secular, seminaristas incluidos.

– 2.365 religiosos.

– 283 monjas.

Cifras a las que hay que añadir los miles de personas laicas igualmente asesinadas por motivos religiosos, con lo cual la cifra de víctimas del genocidio católico se sitúa en torno a las 10.000.

A estas cifras hay que sumar las víctimas que fueron asesinadas por motivos políticos, y por otras motivaciones ―ajuste de cuentas, incautaciones, etc.―. Sobre los crímenes producidos durante la Guerra Civil española en la autodenominada zona roja (comunista), existe numerosa bibliografía con listado de víctimas incluido, con estimaciones que oscilan entre los 60.000 y 75.000 ciudadanos asesinados, resultando imposible determinar una cifra exacta.

Solamente en Madrid fueron asesinadas por el Frente Popular unas 17.000 personas (sólo en noviembre de 1936, 9.775 personas), siendo constantes “las sacas”, crímenes y juicios sumarísimos sin las debidas garantías, en las centenares de “Checas” repartidas por la capital, durante la contienda civil, en contra de toda legitimidad.

Personajes como Dolores Ibárruri (conocida como “La Pasionaria”), Indalecio Prieto ―creador del Servicio de Información Militar (SIM),  responsable de las Checas―, Largo Caballero (apodado “el Lenin español”, organizador de la revolución comunista de 1934, e instigador de la Guerra Civil), LluisCompanys (responsable de más de 8.000 asesinatos en Cataluña, la mayoría de católicos), Juan Negrín, Santiago Carrillo (responsable de la masacre de Paracuellos del Jarama)…, todos asesinos confesos, conservan hoy calles y monumentos en contra de lo que establece la Unión Europea, para escarnio, dolor y humillación de los familiares de muchas de sus víctimas, que no ven respetados sus derechos ni su memoria.

La perpetuación en los espacios públicos de estatuas, placas conmemorativas, rótulos de calles, etc. de personas responsables de muchos delitos contra los derechos humanos, aparte de incumplir la normativa europea, incumple igualmente la Ley de Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre), en su artículo 2 (apartados 1 y 2) en el cual se «declara el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualesquiera formas de violencia personal producidas por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil», apartado en el que hay que incluir consiguientemente las víctimas que padecieron persecución por parte de grupos adscritos al Frente Popular debido a sus ideas políticas conservadoras o a su práctica religiosa, persecución en cuya dirección destacaron las personas antes mencionadas, las cuales, además de ordenar y/o amparar la represión, hicieron claros llamamientos para provocar la Guerra Civil, como fue el caso de Largo Caballero e Indalecio Prieto.

La supresión de todos los vestigios que hacen referencia a las personas implicadas en la represión por parte del Frente Popular es un imperativo legal para respetar la memoria de los represaliados y sus descendientes, que serán por tanto acreedores a las indemnizaciones y reconocimientos que marca la citada Ley de Memoria Histórica, sin que proceda discriminar a estas víctimas por el motivo de pertenecer al bando vencedor. La retirada de toda simbología comunista de nuestros espacios públicos se debe entender «como expresión del derecho de todos los ciudadanos a la reparación moral y a la recuperación de su memoria personal y familiar» (Artículo 2, 1), evitando así la humillación de quienes fueron represaliados por la República y el Frente Popular.

Asimismo, en el Artículo 15 (Símbolos y monumentos públicos, apartado 1), se afirma que «Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil…»). En este sentido, la permanencia en nuestros espacios públicos de homenajes y reconocimientos a un conjunto de personas pertenecientes al Frente Popular que alentaron y promovieron el desencadenamiento de la contienda y la represión de víctimas inocentes es un hecho que atenta contra el ordenamiento jurídico de la citada Ley, por lo cual deben ser exonerados de los espacios públicos.

Ante estas normativas comunitarias y españolas, es un contrasentido y una manifiesta ilegalidad que nuestro municipio presente en sus espacios públicos una serie de homenajes y honores a un conjunto de personas que destacaron en la Segunda República y en el Frente Popular por sus actividades golpistas contra la legalidad monárquica y republicana, tendentes a la instauración en España de una dictadura comunista de corte soviético, amparada por Stalin, personaje condenado sin paliativos por la Unión Europea a la que pertenecemos. Además de por su golpismo revolucionario de signo marxista, la mayoría de estos personajes también destacaron por sus llamamientos a la violencia contra los adversarios y disidentes, por la justificación de los crímenes cometidos en esa época que tuvieron como víctimas a personas inocentes, que fueron perseguidas, torturadas y asesinadas por sus convicciones políticas y religiosas, y por su participación directa en esos crímenes, en algunos casos.

Una llamada Ley de Memoria Democrática no solo no puede amparar a estas personas que conspiraron para implantar en España una dictadura comunista, rindiéndoles homenajes y honores, sino que debe borrar su memoria de nuestros espacios públicos, pues su actividad política jamás fue democrática, sino totalitaria, violando los derechos humanos.

Entre estas personas, Madrid rinde honores a varios líderes del golpismo bolchevique, que protagonizaron lo que viene a llamarse el Terror Rojo, honores que les deben ser retirados de inmediato, pues sus delitos están suficientemente probados por una abundante documentación:

Por lo expuesto, D./Dª____________________, Concejal del Grupo Municipal _____________, y en su nombre, someto a la consideración del Pleno la siguiente,

MOCIÓN

Primero.- Que por parte del Ayuntamiento de Madrid, en el plazo de tres meses y a su costa, se proceda a la retirada de todos los símbolos procedentes del comunismo y la II República española, en cumplimiento de la Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019 citada en la parte expositiva de la presente moción, y de los artículos ya citados de la Ley de Memoria Histórica 52/2007 de 26 de diciembre, bajo apercibimiento del ejercicio de las acciones legales que resulten procedentes, contra todos aquellos que se nieguen a cumplir las resoluciones europeas expuestas, que podrían ser elevadas a las instituciones europeas competentes en el área de los derechos humanos y la memoria histórica.

Se adjunta listado, no exhaustivo, de comunistas y representantes gubernativos responsables de los asesinatos perpetrados bajo la II República española, que deberán desaparecer de los espacios públicos tales como: calles, monumentos, plazas, fundaciones culturales, etc…

Francisco Largo Caballero, Indalecio Prieto Tuero, Rafael Alberti Merello, MiguelHernández Gilabert, y todas aquellas personas  que hubieran sido protagonistas de crímenes contra la humanidad desde sus convicciones marxistas.

Segundo.– El Pleno de la Corporación Municipal acuerda dar traslado de los presentes acuerdos: al Parlamento Europeo, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a la Delegación del Gobierno de España en _____________, y a la Federación Española de Municipios y Provincias.

En ______________, a ___, de _________________, de 2020

Fdo.:

MOCIÓN A PRESENTAR EN AYUNTAMIENTOS CONTRA SANTIAGO CARRILLO

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL ______EN EL AYUNTAMIENTO DE____________PARA SOMETER A LA CONSIDERACIÓN DEL PLENO DE DICHO AYUNTAMIENTO LA RETIRADA DE SÍMBOLOS Y HONORES A LOS RESPONSABLES DE LOS CRÍMENES DEL COMUNISMO Y A LOS REPRESENTANTES GUBERNATIVOS DE LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA, EN PRO DE LA CONCORDIA ENTRE ESPAÑOLES.

El Grupo Municipal________ en el Ayuntamiento de _________, conforme a lo previsto en el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, desea elevar al Pleno Municipal la siguiente Moción con el propósito de que sea debatida y votada en la sesión del próximo día_____________

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019, sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa (2019/2819(RSP), en referencia a:

  • la Resolución 1481 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 26 de enero de 2006, sobre la necesidad de una condena internacional  de los crímenes de los regímenes comunistas ; 
  • la Declaración de Praga sobre la Conciencia Europea y el comunismo adoptada el 3 de junio de 2008;
  • la Declaración conjunta realizada el 23 de agosto de 2018 por representantes del Gobierno de los Estados miembros en Conmemoración de las Víctimas del comunismo.

Recuerda que en el régimen comunista también se cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones que fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad.

Por lo cual se pide a todos los Estados miembros de la Unión que hagan una evaluación clara, y basada en principios, de los crímenes y de los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas, condenando toda manifestación y propagación de ideologías totalitarias, como el nazismo y el estalinismo, en la Unión.

Durante la II República en España, comunistas adscritos al estalinismo condenado por la UE y responsables gubernativos ordenaron y/o cometieron asesinatos en masa, y de manera sistemática fueron asesinados por motivos religiosos:

– 13 obispos (Nieto, de Siguenza; Huix, de Lérida; Laplana, de Cuenca; Asensio, de Barbastro; Serra, de Segorbe; Basulto, de Jaén; Borras, de Tarragona; Estanaga, de Ciudad Real; Ventaja, de Almería; Medina, de Guadix; Irurita, de Barcelona; Ponce, de Orihuela; y Polanco, de Teruel).

– 4.184 miembros del clero secular, seminaristas incluidos.

– 2.365 religiosos.

– 283 monjas.

Cifras a las que hay que añadir los miles de personas laicas igualmente asesinadas por motivos religiosos, con lo cual la cifra de víctimas del genocidio católico se sitúa en torno a las 10.000.

A estas cifras hay que sumar las víctimas que fueron asesinadas por motivos políticos, y por otras motivaciones ―ajuste de cuentas, incautaciones, etc.―. Sobre los crímenes producidos durante la Guerra Civil española en la autodenominada zona roja (comunista), existe numerosa bibliografía con listado de víctimas incluido, con estimaciones que oscilan entre los 60.000 y 75.000 ciudadanos asesinados, resultando imposible determinar una cifra exacta.

Solamente en Madrid fueron asesinadas por el Frente Popular unas 17.000 personas (sólo en noviembre de 1936, 9.775 personas), siendo constantes “las sacas”, crímenes y juicios sumarísimos sin las debidas garantías, en las centenares de “Checas” repartidas por la capital, durante la contienda civil, en contra de toda legitimidad.

Personajes como Dolores Ibárruri (conocida como “La Pasionaria”), Indalecio Prieto ―creador del Servicio de Información Militar (SIM),  responsable de las Checas―,Largo Caballero (apodado “el Lenin español”, organizador de la revolución comunista de 1934, e instigador de la Guerra Civil), LluisCompanys (responsable de más de 8.000 asesinatos en Cataluña, la mayoría de católicos), Juan Negrín, Santiago Carrillo (responsable de la masacre de Paracuellos del Jarama)…, todos asesinos confesos, conservan hoy calles y monumentos en contra de lo que establece la Unión Europea, para escarnio, dolor y humillación de los familiares de muchas de sus víctimas, que no ven respetados sus derechos ni su memoria.

La perpetuación en los espacios públicos de estatuas, placas conmemorativas, rótulos de calles, etc. de personas responsables de muchos delitos contra los derechos humanos, aparte de incumplir la normativa europea, incumple igualmente la Ley de Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre), en su artículo 2 (apartados 1 y 2) en el cual se «declara el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualesquiera formas de violencia personal producidas por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil», apartado en el que hay que incluir consiguientemente las víctimas que padecieron persecución por parte de grupos adscritos al Frente Popular debido a sus ideas políticas conservadoras o a su práctica religiosa, persecución en cuya dirección destacaron las personas antes mencionadas, las cuales, además de ordenar y/o amparar la represión, hicieron claros llamamientos para provocar la Guerra Civil, como fue el caso de Largo Caballero e Indalecio Prieto.

La supresión de todos los vestigios que hacen referencia a las personas implicadas en la represión por parte del Frente Popular es un imperativo legal para respetar la memoria de los represaliados y sus descendientes, que serán por tanto acreedores a las indemnizaciones y reconocimientos que marca la citada Ley de Memoria Histórica, sin que proceda discriminar a estas víctimas por el motivo de pertenecer al bando vencedor. La retirada de toda simbología comunista de nuestros espacios públicos se debe entender «como expresión del derecho de todos los ciudadanos a la reparación moral y a la recuperación de su memoria personal y familiar» (Artículo 2, 1), evitando así la humillación de quienes fueron represaliados por la República y el Frente Popular.

Asimismo, en el Artículo 15 (Símbolos y monumentos públicos, apartado 1), se afirma que «Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil…»). En este sentido, la permanencia en nuestros espacios públicos de homenajes y reconocimientos a un conjunto de personas pertenecientes al Frente Popular que alentaron y promovieron el desencadenamiento de la contienda y la represión de víctimas inocentes es un hecho que atenta contra el ordenamiento jurídico de la citada Ley, por lo cual deben ser exonerados de los espacios públicos.

Siguiendo la normativa de la resolución europea, y de acuerdo con los artículos ya citados de la Ley de Memoria Histórica 52/2007, solicitamos la retirada de todos los reconocimientos y honores que homenajean al dirigente comunista SANTIAGO CARRILLO SOLARES que hay en este municipio, por los motivos que se explican seguidamente:

SANTIAGO CARRILLO SOLARES es sin duda la figura más importante del comunismo español, por su trayectoria y por su larga vida, siendo desde 1960 hasta 1982 Secretario General del Partido Comunista de España (PCE).

Su militancia política dentro de partidos marxistas siempre se caracterizó por sus planteamientos revolucionarios, formando parte en sus inicios de la facción más extremista del socialismo, la acaudillada por Largo Caballero, de quien llegó a ser su delfín, y del que luego se distanció por considerarlo demasiado moderado. Desde la dirección del periódico Renovación (la revista de las juventudes socialistas, cuya secretaría General consiguió en 1934), a la que accedió en 1933,defendía su posición revolucionaria, extendiéndola en el seno de las Juventudes.

En la edición del 17 de febrero de 1934, y debajo de la cabecera, se publicó el «Decálogo del joven socialista», toda una incitación al terrorismo y a la violencia, en cuyos puntos 8, 9 y 10 explica sin tapujos su idea de la violencia revolucionaria:

8. La única idea que hoy debe tener grabada el joven socialista en su cerebro en que el socialismo sólo puede imponerse por la violencia, y que aquel compañero que propugne lo contrario, que tenga todavía sueños democráticos, sea alto, sea bajo, no pasa de ser un traidor, consciente o inconscientemente.

9. Cada día, un esfuerzo nuevo, en la creencia de que al día siguiente puede sonar la hora de la revolución.

10. Y sobre todo esto: armarse. Como sea, donde sea y “por los procedimientos que sean”. Armarse. Consigna: Ármate tú, al concluir arma si puedes al vecino, mientras haces todo lo posible por desarmar a un enemigo.

Participó activamente en el golpe de estado revolucionario de octubre de 1934. Posteriormente, tras un viaje a Moscú donde se sintió fascinado por la revolución bolchevique, participó activamente en la unificación de las juventudes socialistas con las juventudes comunistas, formándose  las JSU.

El 6 de noviembre de 1936, a la vez que las tropas nacionales se encuentran a las puertas a la capital, Santiago Carrillo se afilia al Partido Comunista de España. Nombrado consejero de orden público de la Junta de Defensa de la capital, tienen lugar las terribles matanzas de Paracuellos del Jarama, Aravaca y Torrejón de Ardoz, las cuales se desarrollaron, sino con su planificación ―dado su cargo―, sí al menos con su consentimiento, ya que no hizo nada por defender la vida de las víctimas de las masacres, ejecutadas por milicianos a sus órdenes.

Solamente entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936 cerca de 5.000 hombres, mujeres y niños —fueron ejecutados 276 menores de edad, hasta 13 años— fueron sacados de diversas cárceles de Madrid y asesinados en Aravaca, Paracuellos y Torrejón de Ardoz, donde los habían llevado con la excusa de trasladarlos a otros lugares. Investigaciones más recientes cifran en 8.300 las víctimas (Salas Larrazábal)

También tuvo un papel destacado en el terror de las checas, como se desprende de la información proporcionada por algunos testigos, como «El estudiante».

Santiago Carrillo también mostró una extrema crueldad en las numerosas purgas que efectuó dentro del PCE, en colaboración con no poca frecuencia con Dolores Ibárruri, eliminando con toda frialdad a aquellos militantes que le hacían sombra o que no compartían su línea de actuación. Estas depuraciones han sido recogidas por el mismo Paul Preston en su libro biográfico sobre Carrillo titulado «El zorro rojo», donde afirma que Carrillo se hizo con el control  del PCE no solo desprestigiando y acusando de colaboración con el franquismo a los disidentes, sino también acabando con su vida.

Como escribió Enrique Líster, entre 1947 y 1951 «se venía aplicando el asesinato como método de dirección y de represión en el Partido» (Así destruyó Carrillo el PCE); «Carrillo y Antón ejercían un verdadero terror. Hubo camaradas que al pasar por los interrogatorios llegaron al borde de la locura, y algunos, ante las infames acusaciones que se les hacía, al suicidio» (¡Basta!).

Carrillo le confesó a la periodista María Antonia Iglesias que él nunca tuvo escrúpulos o remordimientos al ordenar matar incluso a los camaradas que se jugaban la vida en España, mientras él estaba en Francia o en Rumanía o en Corea del Norte: «En algún caso, yo he tenido que eliminar a alguna persona, eso es cierto; pero no he tenido nunca problemas de conciencia, era una cuestión de supervivencia».

Por lo expuesto, D./Dª____________________, Concejal del Grupo Municipal _____________, y en su nombre, someto a la consideración del Pleno la siguiente

MOCIÓN

Primero.- Que por parte del Ayuntamiento de ________________, en el plazo de tres meses y a su costa, se proceda a la retirada de todos los vestigios existentes en los espacio públicos de este municipio que rindan homenaje a SANTIAGO CARRILLO SOLARES, en cumplimiento de la Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019 citada en la parte expositiva de la presente moción, y de los artículos citados de la Ley de Memoria Histórica 52/2007, bajo apercibimiento del ejercicio de las acciones legales que resulten procedentes, contra todos aquellos que se nieguen a cumplir las resoluciones europeas expuestas, acciones que podrían elevare a los organismos europeos competentes.

Segundo.– El Pleno de la Corporación Municipal acuerda dar traslado de los presentes acuerdos: al Parlamento Europeo, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a la Delegación del Gobierno de España en _____________, y a la Federación Española de Municipios y Provincias.

En ______________, a ___, de _________________, de 2020

Fdo.

MOCIÓN A PRESENTAR EN AYUNTAMIENTOS CONTRA LARGO CABALLERO

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL ______EN EL AYUNTAMIENTO DE____________PARA SOMETER A LA CONSIDERACIÓN DEL PLENO DE DICHO AYUNTAMIENTO LA RETIRADA DE SÍMBOLOS Y HONORES A LOS RESPONSABLES DE LOS CRÍMENES DEL COMUNISMO Y A LOS REPRESENTANTES GUBERNATIVOS DE LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA, EN PRO DE LA CONCORDIA ENTRE ESPAÑOLES.

El Grupo Municipal________ en el Ayuntamiento de _________, conforme a lo previsto en el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, desea elevar al Pleno Municipal la siguiente Moción con el ánimo de que sea debatida y votada en la sesión del próximo día_____________

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019, sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa (2019/2819(RSP), en referencia a:

  • la Resolución 1481 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 26 de enero de 2006, sobre la necesidad de una condena internacional  de los crímenes de los regímenes comunistas ; 
  • la Declaración de Praga sobre la Conciencia Europea y el comunismo adoptada el 3 de junio de 2008;
  • la Declaración conjunta realizada el 23 de agosto de 2018 por representantes del Gobierno de los Estados miembros en Conmemoración de las Víctimas del comunismo.

Recuerda que en el régimen comunista también se cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones que fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad.

Por lo cual se pide a todos los Estados miembros de la Unión que hagan una evaluación clara, y basada en principios, de los crímenes y de los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas, condenando toda manifestación y propagación de ideologías totalitarias, como el nazismo y el estalinismo, en la Unión.

Durante la II República en España, comunistas adscritos al estalinismo condenado por la UE y responsables gubernativos ordenaron y/o cometieron asesinatos en masa, y de manera sistemática fueron asesinados por motivos religiosos:

– 13 obispos (Nieto, de Siguenza; Huix, de Lérida; Laplana, de Cuenca; Asensio, de Barbastro; Serra, de Segorbe; Basulto, de Jaén; Borras, de Tarragona; Estanaga, de Ciudad Real; Ventaja, de Almería; Medina, de Guadix; Irurita, de Barcelona; Ponce, de Orihuela; y Polanco, de Teruel).

– 4.184 miembros del clero secular, seminaristas incluidos.

– 2.365 religiosos.

– 283 monjas.

Cifras a las que hay que añadir los miles de personas laicas igualmente asesinadas por motivos religiosos, con lo cual la cifra de víctimas del genocidio católico se sitúa en torno a las 10.000.

A estas cifras hay que sumar las víctimas que fueron asesinadas por motivos políticos, y por otras motivaciones ―ajuste de cuentas, incautaciones, etc.―. Sobre los crímenes producidos durante la Guerra Civil española en la autodenominada zona roja (comunista), existe numerosa bibliografía con listado de víctimas incluido, con estimaciones que oscilan entre los 60.000 y 75.000 ciudadanos asesinados, resultando imposible determinar una cifra exacta.

Solamente en Madrid fueron asesinadas por el Frente Popular unas 17.000 personas (sólo en noviembre de 1936, 9.775 personas), siendo constantes “las sacas”, crímenes y juicios sumarísimos sin las debidas garantías, en las centenares de “Checas” repartidas por la capital, durante la contienda civil, en contra de toda legitimidad.

Personajes como Dolores Ibárruri (conocida como “La Pasionaria”), Indalecio Prieto ―creador del Servicio de Información Militar (SIM),  responsable de las Checas―,Largo Caballero (apodado “el Lenin español”, organizador de la revolución comunista de 1934, e instigador de la Guerra Civil), Lluis Companys (responsable de más de 8.000 asesinatos en Cataluña, la mayoría de católicos), Juan Negrín, Santiago Carrillo (responsable de la masacre de Paracuellos del Jarama)…, todos asesinos confesos, conservan hoy calles y monumentos en contra de lo que establece la Unión Europea, para escarnio, dolor y humillación de los familiares de muchas de sus víctimas, que no ven respetados sus derechos ni su memoria.

La perpetuación en los espacios públicos de estatuas, placas conmemorativas, rótulos de calles, etc. de personas responsables de muchos delitos contra los derechoshumanos, aparte de incumplir la normativa europea, incumple igualmente la Ley de Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre), en su artículo 2 (apartados 1 y 2) en el cual se «declara el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualesquiera formas de violencia personal producidas por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil», apartado en el que hay que incluir consiguientemente las víctimas que padecieron persecución por parte de grupos adscritos al Frente Popular debido a sus ideas políticas conservadoras o a su práctica religiosa, persecución en cuya dirección destacaron las personas antes mencionadas, las cuales, además de ordenar y/o amparar la represión, hicieron claros llamamientos para provocar la Guerra Civil, como fue el caso de Largo Caballero e Indalecio Prieto.

La supresión de todos los vestigios que hacen referencia a las personas implicadas en la represión por parte del Frente Popular es un imperativo legal para respetar la memoria de los represaliados y sus descendientes, que serán por tanto acreedores a las indemnizaciones y reconocimientos que marca la citada Ley de Memoria Histórica, sin que proceda discriminar a estas víctimas por el motivo de pertenecer al bando vencedor. La retirada de toda simbología comunista de nuestros espacios públicos se debe entender «como expresión del derecho de todos los ciudadanos a la reparación moral y a la recuperación de su memoria personal y familiar» (Artículo 2, 1), evitando así la humillación de quienes fueron represaliados por la República y el Frente Popular.

Asimismo, en el Artículo 15 (Símbolos y monumentos públicos, apartado 1), se afirma que «Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil…»). En este sentido, la permanencia en nuestros espacios públicos de homenajes y reconocimientos a un conjunto de personas pertenecientes al Frente Popular que alentaron y promovieron el desencadenamiento de la contienda y la represión de víctimas inocentes es un hecho que atenta contra el ordenamiento jurídico de la citada Ley, por lo cual deben ser exonerados de los espacios públicos.

Siguiendo la normativa de la resolución europea, y de acuerdo con los artículos ya citados de la Ley de Memoria Histórica de 2007, solicitamos la retirada de todos los reconocimientos y honores que en nuestro municipio homenaje anal dirigente socialista FRANCISCO LARGO CABALLERO, por los motivos que se detallan seguidamente:

FRANCISCO LARGO CABALLERO fue un sindicalista y político marxista español, histórico dirigente del Partido Socialista Obrero Español y la Unión General de Trabajadores. Durante la Segunda República Española fue ministro de Trabajo (1931–1933) durante su primer bienio, y presidente del Consejo de Ministros (1936–1937) ya durante la Guerra Civil.

Largo Caballero cuenta con un homenaje en nuestro municipio, a pesar de que hay abundante documentación que demuestra que su actividad política fue golpista, tendente a establecer en España una dictadura marxista de corte soviético, igual que la que ha sido condenada por el Parlamento Europeo en su resolución de 19 de septiembre de 2019. Asimismo, proclamó constantemente la necesidad de recurrir a la violencia armada para destruir la legalidad republicana, confesando sin pudor que no era demócrata, y que deseaba destruir el orden establecido para instaurar la dictadura del proletariado.

En efecto, Largo Caballero intervino muy activamente en todos los golpes de Estado contra la legalidad ―monárquica y republicana― que se desarrollaron entre 1917 y 1936:

―  La huelga general de 1917 ―«una de las páginas más gloriosas del proletariado español», según Largo Caballero―, en la que Largo Caballero tuvo un importante protagonismo, que le llevaría al año siguiente a ocupar el cargo de secretario general de la Unión General de Trabajadores.El comité de huelga socialista ―donde estaba Largo Caballero― afirmó en su manifiesto que la huelga no cesaría “hasta no haber obtenido las garantías suficientes de iniciación del cambio de régimen“. Es decir, que la huelga era política, y buscaba tumbar la Monarquía.

El «Pacto de San Sebastián»: Largo Caballero participó activamente en el llamado «Pacto de San Sebastián», promovido por la Alianza Republicana, reunión celebrada el 17 de agosto de 1930, a la que asistieron representantes de todos los partidos republicanos, en la cual se acordó una estrategia para derribar la monarquía y proclamar la Segunda República. En octubre de 1930 se incorporaron a la conspiración golpista el PSOE y la UGT.

Tras las elecciones de 1933, en las que triunfaron las derechas abrumadoramente, las izquierdas amenazaron con una revolución en el caso de que Alcalá-Zamora incluyese en el Gobierno a algún ministro de la CEDA. En esta maniobra totalmente antidemocrática jugó un papel protagonista Largo Caballero, en su condición de líder del PSOE y de la UGT. Estamos, pues, ante un auténtico golpe de Estado.

Golpe de Estado de octubre de 1934: Según declaró entonces Largo Caballero, «La suerte está echada, el Partido y la Unión General ya están de acuerdo en organizar un movimiento revolucionario con un programa concreto al objeto de salir al frente de manejos reaccionarios». El PSOE y la UGT ―liderados ambos por Largo Caballero― fueron los organizadores de la revolución golpista, en la que participó decisivamente también Indalecio Prieto.

Elevado a la Presidencia del Gobierno en septiembre de 1936, su historial no se limitó a tolerar atrocidades y a convertir la España republicana en un satélite de la URSS. Una de las primeras decisiones de Largo Caballero como primer ministro fue enviar 510 toneladas de oro del Banco de España a Moscú, el 72,6% de las reservas de ese banco…

Bajo su mandato también se hicieron fuertes en la zona roja tanto los comunistas del PCE como los agentes enviados por Stalin, multiplicándose las chekas, centros de tortura y ejecución. Él mismo entabló contacto con el dictador soviético, dejando las riendas políticas y financieras del bando rojo en manos de Arthur Stashevsky, agregado comercial de la URSS.

En los discursos pronunciados por Largo Caballero a partir de 1932 se demuestra sin lugar a dudas que hacía un llamamiento a la violencia revolucionaria, y a la necesidad de provocar una Guerra Civil para acabar con lo que él llama la «República burguesa».

«Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas nuestra labor habrá de ser doble: colaborar con nuestros aliados dentro de la legalidad, pero tendremos que ir a la Guerra Civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos»…

«Si no nos permiten conquistar el poder con arreglo a la Constitución… tendremos que conquistarlo de otra manera […] Tenemos que luchar, como sea, hasta que en las torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución Socialista».

«Si la legalidad no nos sirve, si impide nuestro avance, daremos de lado la democracia burguesa e iremos a la conquista del Poder».

«Si los socialistas son derrotados en las urnas, irán a la violencia, pues antes que el fascismo preferimos la anarquía y el caos».

«La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución».

«No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: ‘Como en Rusia’). No nos asusta eso. Vamos, repito, hacía la revolución social… mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas habrá que obtenerlo por la violencia… nosotros respondemos: vamos legalmente hacia la revolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente (Gran ovación). Eso dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil… Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil… No nos ceguemos camaradas.

«No creemos en la democracia como valor absoluto. Tampoco creemos en la libertad».

«Lo primero que tendremos que hacer es desarmar al capitalismo… El comunismo es la evolución natural del socialismo, su última y definitiva etapa… Si ganan las derechas, tendremos que ir a la guerra civil».

Una democracia y una llamada «Ley de Memoria Democrática» no solo no pueden amparar a una persona como FRANCISCO LARGO CABALLERO, que conspiró para implantar en España una dictadura comunista, rindiéndole homenajes y honores, sino que deben borrar su memoria de nuestros espacios públicos, pues su actividad política jamás fue democrática, sino totalitaria, violando los derechos humanos.

Por lo expuesto, D./Dª____________________, Concejal del Grupo Municipal _____________, y en su nombre, someto a la consideración del Pleno la siguiente.

MOCIÓN

Primero.- Que por parte del Ayuntamiento de ________________, en el plazo de tres meses y a su costa, se proceda a la retirada de todos los vestigios existentes en los espacio públicos de este municipio que rindan homenaje a FRANCISCO LARGO CABALLERO, en cumplimiento de la Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019 citada en la parte expositiva de la presente moción, y de los artículos citados de la Ley de Memoria Histórica 52/2007, bajo apercibimiento del ejercicio de las acciones legales que resulten procedentes, contra todos aquellos que se nieguen a cumplir las resoluciones europeas expuestas, acciones que podrían elevare a los organismos europeos competentes.

Segundo.– El Pleno de la Corporación Municipal acuerda dar traslado de los presentes acuerdos: al Parlamento Europeo, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a la Delegación del Gobierno de España en _____________, y a la Federación Española de Municipios y Provincias.

En ______________, a ___, de _________________, de 2020

Fdo.

COLABORA

Esta plataforma es un marco de acción que ofrecemos a quienes quieran luchar contra la apología del marxismo en España. Es una colaboración mutua en la que nosotros aportamos la infraestructura y cada uno puede construir sobre ella en el ámbito local y social. Ofreceremos iniciativas para realizar conjuntamente y principalmente la presentación de diferentes MOCIONES a nivel municipal, creando equipos a nivel provincial y en las redes sociales para poder coordinarnos.

También necesitamos colaboración económica para las iniciativas y futuras denuncias que se interpongan contra quienes no cumplan con la resolución europea, como para los actos que realiza la Plataforma.

CORREO ELECTRÓNICO PLATAFORMA: plataforma.antimarxismo@gmail.com

NÚMERO DE CUENTA: ING-ES95 1465 0100 92 2097876538 (Concepto: Plataforma Antimarxismo)


MOCIÓN A PRESENTAR EN AYUNTAMIENTOS CONTRA JUAN NEGRÍN

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL ______EN EL AYUNTAMIENTO DE____________PARA SOEMETER A LA CONSIDERACIÓN DEL PLENO DE DICHO AYUNTAMIENTO LA RETIRADA DE SÍMBOLOS Y HONORES A LOS RESPONSABLES DE LOS CRÍMENES DEL COMUNISMO Y A LOS REPRESENTANTES GUBERNATIVOS DE LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA, EN PRO DE LA CONCORDIA ENTRE ESPAÑOLES

El Grupo Municipal________ en el Ayuntamiento de _________, conforme a lo previsto en el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, desea elevar al Pleno Municipal la siguiente Moción con el propósito de que sea debatida y votada en la sesión del próximo día_____________

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019, sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa (2019/2819(RSP), en referencia a:

  • la Resolución 1481 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 26 de enero de 2006, sobre la necesidad de una condena internacional  de los crímenes de los regímenes comunistas ; 
  • la Declaración de Praga sobre la Conciencia Europea y el comunismo adoptada el 3 de junio de 2008;
  • la Declaración conjunta realizada el 23 de agosto de 2018 por representantes del Gobierno de los Estados miembros en Conmemoración de las Víctimas del comunismo.

Recuerda que en el régimen comunista también se cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones que fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad.

Por lo cual se pide a todos los Estados miembros de la Unión que hagan una evaluación clara, y basada en principios, de los crímenes y de los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas, condenando toda manifestación y propagación de ideologías totalitarias, como el nazismo y el estalinismo, en la Unión.

Durante la II República en España, comunistas adscritos al estalinismo condenado por la UE y responsables gubernativos ordenaron y/o cometieron asesinatos en masa, y de manera sistemática fueron asesinados por motivos religiosos:

– 13 obispos (Nieto, de Siguenza; Huix, de Lérida; Laplana, de Cuenca; Asensio, de Barbastro; Serra, de Segorbe; Basulto, de Jaén; Borras, de Tarragona; Estanaga, de Ciudad Real; Ventaja, de Almería; Medina, de Guadix; Irurita, de Barcelona; Ponce, de Orihuela; y Polanco, de Teruel).

– 4.184 miembros del clero secular, seminaristas incluidos.

– 2.365 religiosos.

– 283 monjas.

Cifras a las que hay que añadir los miles de personas laicas igualmente asesinadas por motivos religiosos, con lo cual la cifra de víctimas del genocidio católico se sitúa en torno a las 10.000.

A estas cifras hay que sumar las víctimas que fueron asesinadas por motivos políticos, y por otras motivaciones ―ajuste de cuentas, incautaciones, etc.―. Sobre los crímenes producidos durante la Guerra Civil española en la autodenominada zona roja (comunista), existe numerosa bibliografía con listado de víctimas incluido, con estimaciones que oscilan entre los 60.000 y 75.000 ciudadanos asesinados, resultando imposible determinar una cifra exacta.

Solamente en Madrid fueron asesinadas por el Frente Popular unas 17.000 personas (sólo en noviembre de 1936, 9.775 personas), siendo constantes “las sacas”, crímenes y juicios sumarísimos sin las debidas garantías, en las centenares de “Checas” repartidas por la capital, durante la contienda civil, en contra de toda legitimidad.

Personajes como Dolores Ibárruri (conocida como “La Pasionaria”), Indalecio Prieto ―creador del Servicio de Información Militar (SIM),  responsable de las Checas―,Largo Caballero (apodado “el Lenin español”, organizador de la revolución comunista de 1934, e instigador de la Guerra Civil), LluisCompanys (responsable de más de 8.000 asesinatos en Cataluña, la mayoría de católicos), Juan Negrín, Santiago Carrillo (responsable de la masacre de Paracuellos del Jarama)…, todos asesinos confesos, conservan hoy calles y monumentos en contra de lo que establece la Unión Europea, para escarnio, dolor y humillación de los familiares de muchas de sus víctimas, que no ven respetados sus derechos ni su memoria.

La perpetuación en los espacios públicos de estatuas, placas conmemorativas, rótulos de calles, etc. de personas responsables de muchos delitos contra los derechos humanos, aparte de incumplir la normativa europea, incumple igualmente la Ley de Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre), en su artículo 2 (apartados 1 y 2) en el cual se «declara el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualesquiera formas de violencia personal producidas por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil», apartado en el que hay que incluir consiguientemente las víctimas que padecieron persecución por parte de grupos adscritos al Frente Popular debido a sus ideas políticas conservadoras o a su práctica religiosa, persecución en cuya dirección destacaron las personas antes mencionadas, las cuales, además de ordenar y/o amparar la represión, hicieron claros llamamientos para provocar la Guerra Civil, como fue el caso de Largo Caballero e Indalecio Prieto.

La supresión de todos los vestigios que hacen referencia a las personas implicadas en la represión por parte del Frente Popular es un imperativo legal para respetar la memoria de los represaliados y sus descendientes, que serán por tanto acreedores a las indemnizaciones y reconocimientos que marca la citada Ley de Memoria Histórica, sin que proceda discriminar a estas víctimas por el motivo de pertenecer al bando vencedor. La retirada de toda simbología comunista de nuestros espacios públicos se debe entender «como expresión del derecho de todos los ciudadanos a la reparación moral y a la recuperación de su memoria personal y familiar» (Artículo 2, 1), evitando así la humillación de quienes fueron represaliados por la República y el Frente Popular.

Asimismo, en el Artículo 15 (Símbolos y monumentos públicos, apartado 1), se afirma que «Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil…»). En este sentido, la permanencia en nuestros espacios públicos de homenajes y reconocimientos a un conjunto de personas pertenecientes al Frente Popular que alentaron y promovieron el desencadenamiento de la contienda y la represión de víctimas inocentes es un hecho que atenta contra el ordenamiento jurídico de la citada Ley, por lo cual deben ser exonerados de los espacios públicos.

Siguiendo la normativa de la resolución europea, y de acuerdo con los artículos ya citados de la Ley de Memoria Histórica de 2007, solicitamos la retirada de todos los reconocimientos y honores que homenajean al dirigente socialista JUAN NEGRÍN LÓPEZ que hay en este municipio, por los motivos que se explican seguidamente:

JUAN NEGRÍN LÓPEZ, fue el prototipo del “hombre made in Moscú”, bajo cuyo mandato tuvo lugar la masiva presencia soviética comunista en España durante la Guerra Civil. En plena dictadura de Primo de Rivera ingresó en el PSOE, siendo elegido Diputado en 1933 y 1936, nombrándosele ese mismo año Ministro de Hacienda y posteriormente, en 1937, Presidente de Gobierno español hasta su exilio a Francia en 1939.

     Su trayectoria política y humano fue letal para España como se demuestra en el comportamiento público de este sujeto, quien, mientras libró a su hermano sacerdote, amparó el asesinato de cerca de otros 7.000.

    Desde el primer momento de la guerra, Negrín, aunque miembro del PSOE, se puso a las órdenes del comunismo internacional.

    Como Ministro de Hacienda, al comienzo de la guerra fue el principal artífice y protagonista, así como impulsor, del traslado secreto, tras la aprobación de un decreto por Largo Caballero, de todas las reservas de metales preciosos del Banco de España a la URSS. Lo que se conoce por el célebre sobrenombre de «el oro de Moscú».

    Las reservas del Banco de España, por entonces una de las principales del mundo, se guardaban en los sótanos del edificio principal del Banco de España en la plaza de la Cibeles de Madrid y ascendían en julio de 1936 a 707 toneladas en lingotes y monedas, con un valor aproximado entonces a más de 805 millones de dólares ―19.000 millones de euros actuales―. Se entregó a Stalin sin contrapartidas. Negrín, durante su dorado exilio, se negó siempre a rendir cuentas.

    De este tesoro, 7.800 cajas embarcaron en los barcos soviéticos Kine, Neve y Volgoles, con rumbo al puerto de Odesa y otras 2.000 acabaron en París. Se desconoce el paradero de las 200 cajas restantes, aunque lo más probable es que quedasen a disposición del propio Negrín para su uso personal.

    Tras la dimisión de Largo Caballero el 17 de mayo de 1937, el presidente de la República Manuel Azaña le nombró presidente del Gobierno, negándose a rendir el ejército republicano, a pesar de su imposibilidad de ganar una guerra que tenían ya perdida, prolongando el conflicto innecesariamente ―con la pérdida de vidas subsiguiente― con la intención de que la guerra española enlazara con la inminente Guerra Mundial que devenía como inevitable, estimando que las potencias aliadas intervendrían en España a favor del ejército frentepopulista.

    Viendo acercarse el fatal desenlace de la guerra, no  dudó, en los últimos días de ella, en robar un importante tesoro con bienes públicos y privados, incautados durante ella, que se transportó a Méjico en el yate “Vita”; bien que con la mala suerte de que, a su llegada a Veracruz, Indalecio Prieto se apoderó de él, iniciándose entre ambos una interminable y amarga disputa.   

    Según el propio Largo Caballero: “El señor Negrín, sistemáticamente, se ha negado siempre a dar cuenta de su gestión, (…) Desgraciado país, que se ve gobernado por quien carece de toda clase de escrúpulos”.

Una democracia que se precie de serlo, y una llamada Ley de Memoria Democrática no solo no puede amparar a JUAN NEGRÍN LÓPEZ,que ejecutó el mayor expolio a España de nuestra historia, sometiendo nuestra Patria a los dictados de Stalin ―condenado por el Parlamento Europeo―, rindiéndole homenajes y honores, sino que debe borrar su memoria de nuestros espacios públicos, pues su actividad política atentó gravemente contra los intereses y necesidades de España

Por lo expuesto, D./Dª____________________, Concejal del Grupo Municipal _____________, y en su nombre, someto a la consideración del Pleno la siguiente,

MOCIÓN

Primero.- Que por parte del Ayuntamiento de ________________, en el plazo de tres meses y a su costa, se proceda a la retirada de todos los vestigios existentes en los espacio públicos de este municipio que rindan homenaje a JUAN NEGRÍN LÓPEZ, en cumplimiento de la Resolución del Parlamento Europeo de 19 de septiembre de 2019 citada en la parte expositiva de la presente moción, y de los artículos citados de la Ley de Memoria Histórica 52/2007, bajo apercibimiento del ejercicio de las acciones legales que resulten procedentes, contra todos aquellos que se nieguen a cumplir las resoluciones europeas expuestas, acciones que podrían elevare a los organismos europeos competentes.

Segundo.– El Pleno de la Corporación Municipal acuerda dar traslado de los presentes acuerdos: al Parlamento Europeo, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a la Delegación del Gobierno de España en _____________, y a la Federación Española de Municipios y Provincias.

En ______________, a ___, de _________________, de 2020

Fdo.

LIBRO: “Contra la Manipulación de la Izquierda”

CONTRA LA MANIPULACIÓN DE LA IZQUIERDA y otras manipulaciones históricas, Javier Giral Palasí.

¿Sabe que el reino de España existía hace 1500 años y antes de la invasión musulmana? ¿Ha oído hablar del fraude electoral de las elecciones de 1936? ¿Sabe que jamás existió un reino catalán ni vasco? ¿Sabe que el voto femenino se consiguió con la oposición de la mayor parte de la izquierda? ¿Sabe que el fascismo lo creó un socialista como Mussolini? ¿Sabe que la izquierda en los años 30 lejos de luchar por la democracia quería instaurar la dictadura del proletariado en España? ¿Sabe que el advenimiento de la democracia lo hicieron los franquistas? ¿Nos han contado la verdad sobre el asesinato de Carrero Blanco, el 23F o el atentado del 11M?

Pues estas son parte de las cuestiones tratadas en este libro del que ya antes de su publicación aparecieron algunos capítulos en la red con el resultado de ser leídos y compartidos por cientos de miles de personas, además de por conocidas páginas y por algún periódico digital. El germen de este libro estuvo en la necesidad de responder a diversas tergiversaciones históricas que son utilizadas para acallar y dominar al adversario en la actualidad. Es por tanto una herramienta práctica de divulgación de la veracidad histórica que busca entender el presente explicando el pasado desde la verdad y no a través del pensamiento político impuesto.

Disponible fácilmente a través de Amazon, El Corte Inglés, Casa del Libro, etc

LIBRO: “El Himalaya de mentiras de la memoria histórica”

EL HIMALAYA DE MENTIRAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA, Laureano Benítez Grande-Caballero.

La «Memoria Histórica» que los gobiernos de España quieren imponer como ideología oficial sobre la República, la Guerra Civil y el franquismo es una gigantesca operación de lavado de cerebro, basada en un «Himalaya de mentiras» transmitidas a través de la enseñanza, los medios de comunicación y las industrias del entretenimiento, cuyo objetivo es crear un antifranquismo que permita ilegalizar a los partidos identitarios y patriotas, y asegurar la hegemonía del pensamiento neomarxista que contribuya a la destrucción de España siguiendo los dictados del Nuevo Orden Mundial.


Esta obra pretende denunciar ese «Himalaya de mentiras», demostrando que el Alzamiento Nacional que acaudilló Franco no fue un golpe de Estado fascista contra un gobierno legítimo y democrático, sino contra un régimen frentepopulista que pretendía desarrollar en España una revolución comunista que convertiría a España en un país satélite de la Rusia soviética.


También se explica el holocausto católico, el terror de las chekas, y se demuestra que la represión franquista afectó a menos víctimas que la represión republicana. Se consigue fácilmente a través de Amazon.

ÉXITO EN LA PRESENTACIÓN DE LA PLATAFORMA CONTRA LA APOLOGÍA DEL MARXISMO EN MADRID

 Con nutrido público se ha presentado el día 28 esta nueva plataforma en defensa de la verdadera memoria histórica de la II República y los crímenes cometidos por el gobierno fraudulento del Frente Popular de 1936. La recién creada Plataforma contra la Apología del Marxismo, de la que se han hecho eco multitud de medios políticamente incorrectos y también medios de izquierdas alarmados porque existen hombres y mujeres que en el ejercicio de su libertad están dispuestos a dar la batalla de las ideas y a destapar los crímenes del marxismo, denunciando de paso las falacias de la totalitaria Ley de “Memoria histórica” que sólo busca acallar e imponer una “verdad” sobre la historia, la del Frente Popular de 2020.

 Promovida por Abogados Cristianos, su presidenta, Polonia Castellanos, abrió el acto mencionando someramente la persecución contra los católicos sufrida por el terror marxista en España durante los años 30, recordó la Resolución del Parlamento europeo que establece que los gobiernos deben condenar cualquier apología del comunismo, y de paso mencionó la lucha de la Asociación de Abogados Cristianos con sus diferentes causas abiertas contra los que continuamente atacan a la fe católica.

 A continuación, intervinieron los dos historiadores autores de la página web de la Plataforma: www.plataformaantimarxismo.org: Javier Giral Palasí, autor del libro Contra la Manipulación de la Izquierda y Laureano Benítez Grande-Caballero, autor del libro El Himalaya de mentiras de la memoria histórica, sendos libros que desmontan la propaganda frentepopulista y que figuran en la propia web (https://plataformaantimarxismo.org/category/libros-recomendados/). Javier Giral Palasí hizo una breve introducción recordando los olvidados crímenes que el comunismo trajo a media Europa, expuso algunas falacias que la propaganda historiográfica repite, lo que olvida o miente sobre el periodo siniestro del Frente Popular y mostró el contenido de la página web y cómo usarla para los fines que persigue la plataforma, junto a Laureano Benítez que ilustró con un impactante vídeo los crímenes del marxismo español durante la II República y pidió la colaboración de todos para impedir la exaltación de tales crímenes, tal y cómo es el fin de la plataforma.

 Para finalizar los tres ponentes respondieron a las preguntas de un público muy interesado y a las de un reportero allí presente que entrevistó a Polonia Castellanos y a Javier Giral Palasí.  El acto se cerro con unas tapas que la organización de la Plataforma ofreció a los asistentes.

Polonia Castellanos de la Asociación de Abogados Cristianos
Laureano Benítez Grande-Caballero, historiador y escritor
Javier Giral Palasí, historiador y poeta

Recordamos los objetivos de la Plataforma:

 Exigir la ilegalización de la simbología marxista: bandera roja con la hoz y el martillo, el canto de la internacional, y el puño en alto, pues suponen la encarnación de una ideología marxista que ha provocado muchas víctimas en España, y su ostentación va contra la dignidad de los descendientes de esas víctimas, cuyos verdugos hacían ostentación de esos símbolos y gestos.

 Elaborar de una lista de vestigios socialistas y comunistas relacionados con el Frente Popular para su inmediata retirada de la vía pública en España.

 Crear un Comisionado sobre los Crímenes de los socialistas y comunistas bajo el terror del Frente Popular en España.

 Elaboración de un mapa de fosas y de checas donde fueron asesinados, torturados y enterrados cientos de miles de españoles.

 Exigir la inmediata retirada de los espacios públicos de toda España de los homenajes a los personajes que tuvieron mayor protagonismo en el Terror Rojo: Largo Caballero, Indalecio Prieto, Dolores Ibárruri, Santiago Carrillo, Lluis Companys, etc.

 Exigir la retirada de los homenajes a todos aquellos personajes locales que destacaron por su marxismo violento en tantas localidades españolas.

Exigir la ilegalización de todas aquellas fundaciones, observatorios, talleres, instituciones, etc. en las que se haga apología del marxismo, y consiguiente retirada de todas las subvenciones de las que disfrutan en la actualidad.

 Exigir la ilegalización de todos los partidos políticos que cuenten con el marxismo como sustrato ideológico, y en los que se homenajee a los sanguinarios dictadores que ha producido el comunismo a lo largo de su fatídica historia.

 Exigir que, como señalan las resoluciones ya expuestas del Parlamento europeo, se incluya en los planes de estudio de las enseñanzas regladas el estudio de los horrores de los crímenes marxistas, haciendo especial énfasis en el terror Rojo den España.

 Retirada de subvenciones a aquellas Administraciones que no colaboren en la promoción y desarrollo de la Memoria Histórica que alcance a los socialistas y comunistas del Frente Popular que fueron agentes de Stalin en España.

CORREO ELECTRÓNICO PLATAFORMA: plataforma.antimarxismo@gmail.com